Aprender por medio de Observar y Contribuir—Resumen



El aprendizaje de los niños por medio de observar y contribuir a las actividades de sus familias y comunidades (LOPI en inglés), anteriormente referido como Participación Intensa en Comunidades, incluye los siguientes aspectos (Rogoff, 2014, Human Development):

(1)  La organización de la comunidad incorpora a los niños en la gama de esfuerzos en curso de sus familias y comunidades. Los niños son tratados como participantes regulares en la comunidad con expectativas y oportunidades de contribuir de acuerdo con sus intereses y habilidades, como todos los demás.

(2) Los aprendices están ávidos a contribuir y pertenecer como miembros valorados de sus familias y comunidades. Toman parte con iniciativa para satisfacer un rol valorado. Los demás presentes tratan de llevar a cabo la actividad y pueden guiar o apoyar las contribuciones de los aprendices.

(3) La organización social de los esfuerzos implica colaboración como un conjunto con liderazgo flexible mientras la gente involucrada coordina con fluidez entre ellos. Confían en aprendices para tomar la iniciativa junto con los demás, mientas que juntos fluidamente mezclan ideas y propósitos con calma y a paso coordinado.

(4) El objetivo del aprendizaje es la transformación de la participación para contribuir y pertenecer a la comunidad. Tal transformación implica aprender a colaborar con consideración y responsabilidad, además de aprender información y habilidades. (Un cambio de paradigma está implicado en pensar en el aprendizaje como transformación de la participación en lugar de la adquisición de conocimientos y habilidades; véase Rogoff, 1997; 1998.)

(5) El aprendizaje implica atención amplia y aguda durante o en anticipación de contribuir a la actividad en curso. El aprendiz está guiado por las expectativas comunitarias de que cada uno contribuye con responsabilidad (como con los valores culturales de que en una familia todos ayudan con los quehaceres). El aprendizaje también puede ser guiado por otras personas involucradas en la actividad, apoyando las oportunidades de los aprendices de contribuir y a veces proporcionando indicaciones sobre la actividad compartida.

(6) La comunicación está basada en la coordinación entre participantes que se construye sobre la base de la referencia compartida que está disponible en sus esfuerzos mutuos. Esto implica un equilibro de conversaciones noverbales articuladas y formas verbales parsimonias. Cuando la explicación ocurre, se anida dentro de los esfuerzos compartidos, proporcionando información para llevar a cabo o entender la actividad en curso o anticipada. Narraciones y dramatizaciones que convierten situaciones recordadas o hipotéticas a la vida también pueden guiar el aprendizaje y desarrollo de una manera que contextualiza información e ideas y sirve para resolver problemas y tomar acción apropiada.

(7) La evaluación incluye consideración del éxito del apoyo proporcionado para el aprendiz así como los avances en maestría del aprendiz. El propósito de la evaluación es ayudar a las contribuciones de los aprendices y ocurre durante la actividad. Hay retroalimentación que proviene del resultado de los esfuerzos del aprendiz de contribuir a la actividad y de la aceptación, aprecio, o corrección de otra gente de los esfuerzos como contribuciones productivas.

Fuente: Rogoff, B., Alcalá, L., Coppens, A.D., López, A., Ruvalcaba, O., & Silva, K.G. (2014). Children learning by observing and pitching-in in their families and communities. Special IssueHuman Development.