INSTRUCCIÓN en Linea de ENSAMBLAJE

Contraste de la Instrucción en Línea de Ensamblaje con la Participación Intensa en Comunidades

Al contrario del aprendizaje por medio de Participación Intensa en Comunidades, la Instrucción en Línea de Ensamblaje controla la atención, motivación, y el comportamiento del aprendiz en situaciones separadas de contribuciones productivas para la comunidad.

Instrucción en Línea de Ensamblaje sigue siendo común en las escuelas alrededor del mundo. Sin embargo, la instrucción en las escuelas puede ser organizada de otras formas, incluyendo formas colaborativas que se aproximan al aprendizaje por medio de la Participación Intensa en Comunidades (Rogoff, Goodman Turkanis, & Bartlett, 2001).

Una serie de estudios resalta diferencias culturales en formas de aprendizaje que se asemejan al aprendizaje por medio de Participación Intensa en Comunidades e Instrucción en Línea de Ensamblaje. Uno de los primeros estudios muestra que madres mayas de Guatemala ayudaron a sus pequeños a aprender como operar un objeto estando listas para asistirlos, atentas a los niños  al mismo tiempo  que ellas estaban tomando parte en actividades de adultos, y coordinando con comunicación articulada no verbal así como también verbal. Los pequeños también estaban atentos y participaron en la interacción del grupo en general. Por el contrario, madres de una comunidad euroamericana de clase media usaron una forma parecida a la Instrucción en Línea de Ensamblaje. Ellas usaron expresiones exageradas, elogios, comentarios, mini lecciones sobre lenguaje, y a veces contradijeron lo que el niño quería hacer. Los pequeños de la comunidad euroamericana de clase media usualmente se enfocaron en su propia actividad individual o interactuaron con una persona a la vez, rara vez con el grupo en conjunto (Rogoff, Mistry, Göncü, & Mosier, 1993).